viernes, 17 de abril de 2009

Amigos


Amigos

A veces me pongo a pensar
en personas, en amigos,
amistades que son cuerdas,
amistades que son hilos.


Que si tensas esa cuerda
no se rompe, sigue tiesa
sigue recta, sigue ilesa
y la guardas, no se pierda ...


Valiosa pero extensa,
no la otra, que está en vilo,
que se rompe con mirarla,
pues no es nada, sólo un hilo.


Que sería mejor tirarla
y olvidarte de ese amigo,
que te vende por liarla
no la cuerda, ni ese hilo,
la amistad que le donaste,
la amistad que regalaste
a ese ser, un mal nacido.


Cuerdas hay que guardar,
nada de hilos, que esos rompen,
para siempre conservar
a los que nunca nada esconden.


Los que dan todo por nada
los que siembran y recogen
los que de cuerdas te eligen
los que de hilos te escogen.


Y esperando tu llamada,
acudirá sin tardanza
como siempre, sin medida,
ganando tu confianza,
tu amistad, casi perdida,
que perdida será añoranza
o siempre estará contigo,
pues siempre estará en tu vida
y será siempre eso, siempre...
Siempre será tu amigo...
Európides