miércoles, 30 de mayo de 2012

Soledad



Encierro sin salida,
cautiverio de soledad.
Secuestro de una vida,
sumergida en frialdad.

Lágrimas que quedan
o quedaron en el olvido,
recuerdos que no llegan
porque nunca se han vivido.

Actitudes equivocadas,
decisiones muy contrarias,
con palabras trastornadas,
ofensivas y arbitrarias.

Aflige la noche temprana
como aflige un largo día.
La vida que se engalana
de tristeza y de agonía.

Sobra tiempo en cada vida,
casi todo se puede cambiar.
Tu triste vida sufrida,
suspende lo que has de olvidar.

¡Sal de tu encierro,
dale otro aire a tu calma,
dale aliento y sustento a tu vivir!

¡Aparta al frío hierro,
inunda de paz a tu alma,
llena de esperanza tu existir!

Európides

viernes, 4 de mayo de 2012

Gracias madre



Cuantas cosas me perdí
y cuántas que no recuerdo.
Tal vez no las pudiera ver
y solo sé que un día nací,
siendo carne de tu carne,
siendo verbo de tu verbo,
siendo ser de tu mismo ser,
que al nacer, llegaste a amarme.

Quisiera de nuevo sentir
la alegría que por mi tenías.
Quisiera de nuevo vivir,
aquellos mis primeros días.

Y esa ilusión compartida
que a tu semblante le entregabas,
tras haber llegado a tu vida
y darme, todo lo que me dabas.

Me diste vida y cariño.
Me diste amor y mucha ternura.
Fui tu bebé y fui tu niño.
Fue todo encanto y hermosura.

Siempre guardas una sonrisa,
te duele lo que a mi me duela.
Eres del viento la dulce brisa,
eres quien por mi, siempre vela.

¿Cómo no te voy a querer
o quien es capaz de no amarte,
si no me quiero ni perder
ni un segundo que pueda darte?

Gracias a todas las mujeres,
que como tú gestaron vida.
Gracias por ser como eres
Gracias por darme tu acogida,

Madre, que tanto me has dado,
yo soy parte tuya y de tu ser.
Siempre estaré contigo, a tu lado.
Siempre has merecido mi querer.


Európides



AQUEL BESO

Ese beso por mí tan esperado, aquel beso que soñé un día dar, un beso muy dulce, de enamorado que en tu mejilla se quiso queda...