domingo, 17 de julio de 2016

TE ESPERO



A muchas familias les toca vivir muy de cerca la experiencia de enfermedades como la demencia senil o alzheimer, que aparece en nuestros mayores. En este caso, mi homenaje a todos ellos y por supuesto, a quienes la padecen.

TE ESPERO.

Muchas veces te espero,
no sé ni cuánto tiempo.
sin saber ni quien eres,
pero da igual, te quiero
y sé que tú me quieres...

No sé qué, ni lo que hago,
ni qué hice, ni qué haré.
Ahora estoy como ausente
dentro de mi pasado
aunque sea el presente.

Mucho de mi vida borré.
Como si ya no existiera
y ahora no sé ni por qué,
como si ahora nadie fuera
y sola entre tanta gente.

En ti veo a mi hermana,
a mi madre, a mi amiga,
a quien mi amor se gana
sonriendo como una niña,
a quien sin frío me abriga.

Aquí, siempre, siempre te espero
sin llegar a saber quien eres...
Y eres todo, mi mundo entero,
donde solo sé que me quieres,
donde solo sé que te quiero.


(A. S. Pérez)