jueves, 1 de diciembre de 2011

Enamorada

 

Tristeza en tu rostro denoto,

marcada por la soledad de tu mirada.

¿No será que tu belleza asusta tanto que

ni por casualidad se acercan a tu morada? 

 

¿O será que un gran amor

a tus puertas está llamando

y otro te quiso olvidar,

mientras tú lo sigues amando? 

 

Olvida ese antiguo amor

y deja a un lado tu amargura.

Que nada te cause dolor,

que toda tú eres hermosura.

 

(Európides)

AQUEL BESO

Ese beso por mí tan esperado, aquel beso que soñé un día dar, un beso muy dulce, de enamorado que en tu mejilla se quiso queda...