lunes, 26 de marzo de 2012

Hablé con el sol para amar



Quise escribir un poema,
pero no sabía ni el por qué…
Tal vez porque al despertar,
ese sol que brilla y quema,
me dio su luz y en su brillar,
dijo algo que sabía y sé.
Que el día es para disfrutar.
Eso dice el sol en su lema:

“Es un buen día para amar
y has de empezarlo con alegría.
Al despertarte, has de admirar,
lo que te doy, el nuevo día
y has de sentirlo al respirar”.

¿Como el olor de alguna bella flor,
que sin verla la presentimos
y nos hace suspirar por el amor,
el amor que un día tuvimos
o el que pueda estar por llegar,
por esa persona que conocimos
o la que el futuro nos quiera dar?

“Así es, ese olor es como amar.
Respirad y esperad ilusionados.
Sabiendo cierto lo que ha de llegar…
Con suave luz os he iluminado.
Sois fáciles de ver y encontrar.
Amad y sentíos siempre amados.
¿Qué mejor cosa podéis esperar…?”

Európides

AQUEL BESO

Ese beso por mí tan esperado, aquel beso que soñé un día dar, un beso muy dulce, de enamorado que en tu mejilla se quiso queda...