lunes, 26 de marzo de 2012

Hablé con el sol para amar



Quise escribir un poema,
pero no sabía ni el por qué…
Tal vez porque al despertar,
ese sol que brilla y quema,
me dio su luz y en su brillar,
dijo algo que sabía y sé.
Que el día es para disfrutar.
Eso dice el sol en su lema:

“Es un buen día para amar
y has de empezarlo con alegría.
Al despertarte, has de admirar,
lo que te doy, el nuevo día
y has de sentirlo al respirar”.

¿Como el olor de alguna bella flor,
que sin verla la presentimos
y nos hace suspirar por el amor,
el amor que un día tuvimos
o el que pueda estar por llegar,
por esa persona que conocimos
o la que el futuro nos quiera dar?

“Así es, ese olor es como amar.
Respirad y esperad ilusionados.
Sabiendo cierto lo que ha de llegar…
Con suave luz os he iluminado.
Sois fáciles de ver y encontrar.
Amad y sentíos siempre amados.
¿Qué mejor cosa podéis esperar…?”

Európides