miércoles, 20 de agosto de 2014

Lágrimas



Veo ríos, también veo mares...
¡Y cuántas lágrimas por derramar...!
Será que hay muchos lugares
en donde aún no cesan de llorar...

Y lloran por ti, por mí, por ellos,
porque no aprendieron a amar.
Pueden vivir en países muy bellos,
pero ya ni los pueden disfrutar.

¿Será que algo muy mal hicieron
y por eso no merecen nada
o será que otros los destruyeron
usando su poder y su espada?

Es ahora cuando llueve algún día,
que no sé si será que alguien llora.
Solo sé que no es una alegría,
es el cielo que a veces implora.

(A. S. Pérez)