miércoles, 11 de enero de 2012

Olvidar


Olvidar…

¿Quién soy yo para olvidar?
Si no puedo cambiar mi destino.
Si no conozco ningún camino.
Si no puedo hacerte cambiar.

Podría pretender ignorarte
o pensar que no has existido.
Pero así no puedo olvidarte
y no puedo olvidar lo vivido.

Buscaré otros destinos,
otras sendas y lugares.
Recorreré mil caminos.
Miraré por otros mares.

Y allanaré esa tierra,
la que tapa mi horizonte.
Esa tierra que se aferra
y me separa de mi monte.

Hallaré a quien me diera,
aquello que nadie me dio.
La persona que me quiera
y ese amor que quiero yo.

Európides