viernes, 31 de agosto de 2012

Cogeré la senda




Cogeré aquella hermosa senda…

Esa senda que se aleja
y por tramos se despeja
ayudando a caminar…

Esa senda que me inspira,
que del campo se retira
y me lleva a otro lugar…

Esa senda…
Que de día entre lo verde
me parece que se pierde
pero me quiere llevar…

Esa senda…
Que de noche se oscurece,
pero siempre que amanece
me sorprende al suspirar…

Esa senda…
Que apartada del camino
me señala mi destino
y me hace en qué pensar…


Esa senda…
Cogeré esa hermosa senda
que todos podrán encontrar…

Y nadie, nadie, nadie…
Nunca nadie, lo podrá evitar.

Európides

miércoles, 29 de agosto de 2012

Ayuda a tu alma



Nunca conserves el rencor
porque no te servirá de nada.
Es como darle un mal sabor
a una vida bien condimentada.

Deja a un lado a la avaricia,
que poco se gana teniendo más.
Sería invadirse de inmundicia
dejando en el olvido a los demás.

Desecha el enojo de la ira.
De nada servirá esa venganza.
La vida se nos muta y se gira
clavando y castigando con su lanza.

Olvida para siempre a la codicia.
Intenta no nadar en la riqueza.
Nos hunde en demasía en la malicia
y al tiempo nos consume la tristeza.

Acoge todo aquello que te llena.
Colma a tu corazón con el amor.
Olvida para siempre esa pena.
Olvida para siempre tu dolor.

Añade una dosis de esperanza.
Enhebra la alegría de tu ser.
Dale a tu mente confianza.
Siembra a tu alma de placer.

Európides

lunes, 27 de agosto de 2012

Faltabas tú



Marcharon todas las flores
para crear un hermoso lugar.
Eran millones y de colores
y ninguna se quiso quedar.

Lo mismo hicieron las nubes,
para así también admirar
y encontrar con sus virtudes
el lugar que han de regar.

Se fue también una estrella
para de cerca poder divisar,
la estampa divina y bella
que tanto se hacía presagiar.

Ya nadie se quiso perder
ese instante maravilloso.
Todos marcharon a ver
a ese cielo tan hermoso.

Nada quedó, solo el vacío,
todo se fue para empezar.
No se sentía calor ni frío,
ni de cerca la brisa del mar.

Y así pasó, que de repente,
cuando nadie lo esperaba,
algo nuevo y atrayente
nuestro cielo iluminaba.

Ahora sí, ya se entendía
y el silencio fue un clamor
lo más bello no existía,
faltaba ese nuevo color.
Un color que ya vivía
y que era el color del amor.

Európides

viernes, 24 de agosto de 2012

Brindis por la vida



Brindo por la vida…
Por una vida que nos sonría,
llena de encanto y fantasía.
Llena de lugares hermosos
inmersos en nuestra alegría.

Brindo más allá de nuestra vida…
Por cada segundo y momento
de ahora y después de la partida.
Y que vivamos nuestro inicio,
sin fin, sin tensión y sin lamento.
Que vivamos sin suplicio
admirando todos esos mares,
ese cielo, esos verdes valles,
esas lindas y hermosas flores,
que en todas partes y lugares,
donan sus fragancias y colores…

Brindo contigo y brindo por ti…
Desde el principio hasta el fin,
brindo y brindaré contigo.
Brindo contigo y brindo por mí…
Brindo de por vida. ¡Chinchín!

Európides

viernes, 17 de agosto de 2012

Lo que haría



¿Sabes lo que yo en tu caso haría?
Conformarme con lo que tengo,
llenar la vida de constante alegría
y sin olvidar de donde vengo,
sentir la vida misma porque es mía.

Mirar al cielo y admirarlo,
hasta dibujar algo bonito
que pudiera hasta tocarlo.
Algo que supiera a bendito.

Buscaría una blanca nube,
como la nieve, maravillosa…
Y si alguna bella ave me sube,
allí, te entregaría una rosa.

Y desde ahí arriba robaría
un trozo de cielo azulado,
que es lo que a ti te daría
si conservas así la alegría,
por estar siempre a mi lado.

Európides.

sábado, 11 de agosto de 2012

Dicen de los poetas


Dicen que los poetas,
marcharon para sufrir.
Estaban muy ofendidos
por mil y una tretas
que permiten infringir.

Dicen que los poetas
aplacaron los lamentos
y dieron sus alimentos
escritos como recetas,
cargados de fundamentos
con sus letras y sentir.

Dicen que algunos poetas,
pudieron calmar al viento
y cansados de las tretas,
dieron voz al descontento
a aquellos que padecieron
mil penurias y el tormento,
que aún les resta vivir.

Dicen que muchos poetas
están cansados de aguantar
cuando algunos por la “geta”
a todos nos quieren robar.
Son esas personas tan listas
ancladas en el sumo poder,
que a modo ruin, cual terroristas,
a todos nos quieren joder.


Dicen que los poetas
de versos llenaron todo.
Quitaron el sucio lodo
que otros quisieron dejar.
Y mil estrofas llegaron,
para sembrar una a una
lo que otros nos robaron
para hacerse con fortuna
y llegarnos a arruinar.


Dicen que los poetas
cruzaron mil fronteras
y mentes prodigiosas
pudieron conquistar.
Que voces verdaderas,
se alzaron ostentosas
con armas poderosas
haciéndose notar.

 Európides

lunes, 6 de agosto de 2012

Apagado amor


Abrí mi corazón ya vacío
para ver como aquel amor
sin llama, se apagaba.

Abrí mi mente calmada
esperando que aquel dolor
ardiente, me abandonara.

Abrí mi triste alma
para admirar su resplandor.
Y vi que mi alma ya no brillaba.

Se acabó para siempre el amor, 
Todo terminó, todo se apagó.
Y ella, ella ya no me amaba...

Európides