viernes, 10 de febrero de 2012

En tu recuerdo


¡Que pena sentí al verte…!
Te encontré tan asustado,
tan triste y tan acabado,
que querías huir y perderte,
que querías irte de mi lado
y seguir con tu mala suerte…

¡Que tristeza me invadía…!
Pensando en qué te hicieron.
Viendo cerca tu agonía,
esa trampa que tendieron
con malicia y sangre fría…

¡Qué rabia me dio aquello…!
Imaginando tu gran dolor.
cuando cortaban tu pelo
con tu piel ensangrentada,
olvidando el gran amor,
que a tu amo, tú por nada,
le entregabas sin rencor…

¡Qué lastima sentí aquel día…!
Cuando te quise mimar y curar,
cuando mi cariño tú sentías.
Nuevo amo, el que tú querías.
Al que tú deseabas cuidar.
Era tarde, muy tarde y ya morías…
Y eso, nadie lo pudo evitar…

Európides

Este poema, forma parte de una historia real, en la que un salvaje dueño, peló a su perro a tijeretazos, sin importarle el cortar su carne y su piel y luego fue abandonado. 

Lo encontró una señora en circunstancias extremas, enfermo, dolorido y desnutrido...

Y tras llevarlo al veterinario, pudieron curar sus heridas, pero al poco tiempo, este buen compañero y amigo, murió…

Realmente, la tristeza que desprendía y ese miedo a todo, lo reflejaba fielmente su rostro. Su cara, era de por sí un poema…

Sirva este poema como muestra y homenaje a todas las mascotas que en su día, fueron maltratadas y siguen siendo maltratadas, por quienes son sin lugar a dudas, mucho más animales que ellos.

martes, 7 de febrero de 2012

Aniquilada



Nada hice y lo sé...
Me colé por esa puerta.

O por esa ventana abierta.

Nada hice, me posé…


Quise ser simpática y de paso,

con mi arriesgada acrobacia,
hacer reír, hacer una gracia. 
Y ese fue mi error y mi ocaso…

Aquello que tan bien olía
y que tanto me gustaba,
fue malo, como beber lejía
y de pronto me mataba…

Európides

domingo, 5 de febrero de 2012

Desolado



Noche cerrada y oscura.
Noche apagada e inquieta.
Noche plena de frescura.
Noche que nubes aprieta.

Noche que clama al averno.
Noche que tiende una alfombra.
Noche cargada de infierno.
Noche que llena de sombra.

Tarde opaca y vacía.
Tarde insulsa e ingrata.
Tarde en medio del día.
Tarde tan larga que mata.

Tarde oscura y lluviosa.
Tarde que pronto se acaba.
Tarde sombría y asquerosa.
Tarde que en noche se apaga.

Día cautivo y festivo.
Día de hastío y de frío.
Día encerrado y nublado.
Día cubierto e incierto.
Día que no ha destacado.
Día que nace ya muerto.

Európides

AQUEL BESO

Ese beso por mí tan esperado, aquel beso que soñé un día dar, un beso muy dulce, de enamorado que en tu mejilla se quiso queda...