martes, 29 de octubre de 2013

La espera



Quiero ver el mar.
Sentir su suave brisa
y mi mirada iluminar,
con esa tu bella sonrisa
que me supo enamorar.

Quiero subir al cielo.
Hoy, necesito suplicar...
Y así el mundo entero
si me pudiera explicar,
sabría lo que te quiero
y cuánto te quise amar.

Quiero volver a vivir.
Que sepas que sigo a tu lado,
esperando y sin partir...
Mi muerte nos ha separado
y ahora nos toca sufrir.
La muerte es un fiel aliado
que siempre nos trata de unir.

(A. S. Pérez)

miércoles, 9 de octubre de 2013

Iremos




Temida costumbre
que siempre estará
guardando el misterio.
Fiel incertidumbre
que no acabará
después de un milenio.

Rudos parajes
que al verlos inquietan
y se han de habitar.
Verdes paisajes
que todos respetan
y se han de cuidar.

Linda pradera
cargada de flores
que atrae a la vista.
Bella ladera
que guarda temores
y admira el artista.

Poesías curiosas
que dejan constancia
de aquello que vemos.
Palabras hermosas
que son la fragancia
que todos queremos.

Beso que se siente
tras una partida
y no siempre agrada.
Verso que es simiente,
te llena de vida
y nunca se acaba.


(A. S. Pérez)

martes, 3 de septiembre de 2013

Rara esperanza



Agua que nació ya transparente.
Aire que te invita a suspirar.
Fuego que domina incandescente.
Alma que no para de llorar.

Ríos que a su paso siempre riegan.
Vientos que no paran de silbar.
Rayos que iluminan y te ciegan.
Venas que la sangre han de llevar.

Mar que al enfadarse nos inquieta.
Lágrimas derramadas sin cesar.
Ver allí en mi puerta una maleta
Siento que me van a abandonar.

Pasan días y es larga la espera.
No sé ni lo que pueda suceder.
  que ya no lo veré a mi vera
y pienso que quizás pueda volver.

(A. S. Pérez)

sábado, 24 de agosto de 2013

Alma herida



Dolida queda mi alma
cuando un corazón afligido
no encuentra nunca la calma.
Y su apagada mirada eleva,
aún sabiendo que ha sufrido.

Dañado queda mi corazón
cuando alguien el dolor lleva.
Y pierde todo, hasta la razón,
por ese amor tan helado y frío,
que al llorarlo, en su alma nieva.

Apagada queda aquella vida
cuando la ilusión está perdida.
Y todo en sí, es disgusto y hastío,
quedando un fuerte dolor y vacío,
al dejar en el alma una herida.

(A. S. Pérez)

viernes, 9 de agosto de 2013

Dolor de abandonado





Como esclavo me vendieron
y ya no estaría encerrado,
ni en una urna mostrado
como muchos allí siguieron.

La alegría de la casa era
y cuánto cariño allí sentía
de diciembre a primavera.
Eran mi familia, mi hogar
y hasta mi amo me quería.

Pronto empecé a molestar
y nunca supe por qué motivo.
Solo quise a todos agradar
y ser como un hijo adoptivo.
Nunca me atreví ni a ladrar.
Fui muy noble y no agresivo.
Ahora me quieren dejar
y ya no sé ni por qué vivo.

Un día muy hermoso de verano
cuando me bajaron de su coche,
pensé que era un juego, fue en vano
y allí esperé, sin ningún reproche.

Pasaban los días y ya no volvían
mientras yo seguía aún esperanzado
mi corazón y el alma se me morían
al verme triste, solo y abandonado.

(A. S. Pérez)

miércoles, 17 de julio de 2013

NUBE Y LUNA





Más de mil gaviotas volaban
porque no encontraban la costa.
La Luna y el Sol se ocultaban.
Parecía que lo hicieran a posta.

Miles de peces se escondían
cuando mil gaviotas divisaron.
Y todos los peces que huían,
sus noches y días acabaron.

Si el Sol no se hubiera ocultado
y al mar la Luna diera su reflejo,
esa tierra hubieran encontrado
y los peces salvado su pellejo.

Qué mal lo pasaría la nube aquella
cuando de una pesadilla despertaba.
Vio a los peces y a esa Luna tan bella
y los salvó cuando ella se apartaba.

Y así se pudo la bella Luna asomar
cuando el Sol llorando ya se ocultaba.
La Luna dio todo su brillo para el mar
y su reflejo a esos peces los salvaba.

(A. S. Pérez)

 El estar en el justo momento y en el lugar oportuno, puede hacer cambiar cualquier acontecimiento tanto de forma positiva, como negativa. Un simple segundo, puede dar un giro radical a nuestras vidas. Os dejo este pequeño poema cuento que trata sobre este tema.

viernes, 5 de abril de 2013

Adiós poesía, adiós…


Mi tinta se ha secado
y no tengo más tinteros,
ni un buen lápiz afilado,
ni carbón para ofreceros.

Sin papel me voy quedar
y no sé donde escribir.
Ningún árbol pienso talar.
Los quiero dejar vivir.

Te dejo aquí mi legado,
donde puedes encontrar,
momentos que hayas pasado
y otros que puedas pasar.

Busca en mis letras amor,
algo de magia y fantasía.
Busca también el dolor,
el dolor que alguien padecía.

Entra en esa poesía,
que aquel día yo escribí.
Verás como algo te guía,
al mundo que creé para ti…

A.S. Pérez

miércoles, 27 de febrero de 2013

Tal vez sin ti


Qué salado quedó aquel mar…
Porque desde el inmenso cielo
miles de lágrimas cayeron
de tristes nubes al llorar.

Qué oscuro quedó aquel día
cuando al sol ya ni lo vieron
porque muy pronto se escondía
cansado de tanto brillar.

Qué brillo cogió esa estrella…
Porque muy de cerca te seguía
y queriendo sentirse más bella
tu mirada quiso copiar.

Qué triste el no tenerte sería…
Porque cuando cerca te siento
no puedo en ningún momento
dejarte de querer y amar.

A.S. Pérez

domingo, 20 de enero de 2013

Cuento de la música



La música estaba triste,
muy triste y se apagaba…

Parecía que sentía e intuía,
que nadie la quería ni la oía.

Y muy lejos se quiso marchar,
porque nadie la escuchaba…

Al irse, la empezaron a llamar.
Mil musas se pusieron a cantar
y una, dulcemente la miraba…

Todos fueron a cantar y bailar.
Y así la música pudo apreciar
que el universo entero la amaba.

(A.S. Pérez)

viernes, 4 de enero de 2013

Corazón de luna


Media luna que salía
con naranja resplandor,
era tan bella que podía
cautivar como una flor.

Y cuanto más alta subía
llena de encanto y fervor,
se tornaba limón brillante,
curando cualquier dolor.

Luna lejana y distante
que te cambias de color,
quiero mirarte un instante
porque me invade tu amor.

Hermosa luna plateada
que llamaste mi atención,
te vuelves conmigo dorada
y hasta pierdo la razón.

Luna que siempre enamoras
y que serenas mi llanto,
contigo estaría mil horas
atrapado por tu encanto.

Guardo un trocito de luna
que me llena de pasión.
Y al ser tú mi gran fortuna,
yo te doy mi corazón.

A.S. Pérez

miércoles, 2 de enero de 2013

Dame fuerzas vida


Amores que me vais matando
ante todas las adversidades.
Decidme si entraña verdades
la mujer que estuve amando.

Decidme que cuando la besaba
y entre mis brazos la tenía,
era en mí en quien pensaba
o era de otro lo que vivía

Decidme si haciendo el amor
cuando ella se agitaba,
solo sentía rabia y dolor
de no estar con quien amaba.

Ella sabe que mi vida le daría.
Siempre ha sido mi mejor sueño.
Ella sabe que por ella moriría
y por ella moriría en ese empeño…

Dame fuerzas vida
para aguantar mi pena.
Dame fuerzas vida
 para apagar mi dolor.
Dame fuerzas vida
y termina mi condena.
Dame fuerzas vida
o me moriré de amor.

A.S. Pérez