martes, 7 de febrero de 2012

Aniquilada



Nada hice y lo sé...
Me colé por esa puerta.

O por esa ventana abierta.

Nada hice, me posé…


Quise ser simpática y de paso,

con mi arriesgada acrobacia,
hacer reír, hacer una gracia. 
Y ese fue mi error y mi ocaso…

Aquello que tan bien olía
y que tanto me gustaba,
fue malo, como beber lejía
y de pronto me mataba…

Európides

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dímelo aquí

AQUEL BESO

Ese beso por mí tan esperado, aquel beso que soñé un día dar, un beso muy dulce, de enamorado que en tu mejilla se quiso queda...