miércoles, 16 de febrero de 2011

Callar o hablar



A veces por no hablar callo,
otras callo por no hablar.
O encuentro la luz y hallo
el momento de meditar.

Reflexiones de esos temas
de pensar en los demás,
si le importan sus problemas
o los dejan sumar más.

Hazte fuerte y no calles,
deja que tu voz suene,
allá donde te halles,
allá de donde vienes

Deja que sepan y comparte
lo que de verdad piensas,
será tu palabra un arte
y se harán voces extensas.

Sonará entre la gente
por los pueblos y ciudades.
Y hasta que alguien intente
cultivar tus cualidades

Habla sí ¿por qué callar?
y que tus palabras lleguen,
porque puedes mucho dar
sin que nada a ti te entreguen.

Európides

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dímelo aquí