miércoles, 16 de febrero de 2011

Alejándome por mí

De nada sirve esconderme,
ni portarme mejor o peor,
de darlo todo en la vida,
intentando ser agradable,
porque nada más verme,
siempre en mi verá un error,
siempre sellará mi salida,
aunque me muestre amable,
siempre llegará el horror.

No lucharé contra corriente,
no defenderé mi mala vida,
no me aferraré a esa gente
que interrumpe mi partida.

Abandonaré, dejaré ese camino,
jamás dejaré que me lastime,
lejos del que no me estime
y lucirá mi nuevo destino,
no esa vida rota, sin camino,
esa mala vida que me oprime.

Abriré las puertas a la razón
romperé todas las fronteras
y veré con quien mi corazón
sienta pasiones verdaderas.

Pasión al encontrar el amor
de quien de verdad me quiera
pasión que me quita el temor
en mi vida verdadera.

Vive tu vida, disfrútala,
aparta a quien no te merezca
y esa, tu vida, desátala
vive con quien te parezca.

Európides

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dímelo aquí