domingo, 12 de junio de 2011

Soñé


Algunas vidas no tienen dueños
Son vidas vacías, vidas inquietas.
Son personas únicas y discretas,
que solo viven de sus sueños.

Y soñé, que te dejabas querer.
Soñé, que viví la pasión contigo.
Soñé, que siempre te podría tener
Soñé con ser tu amante y ser tu amigo

Que nuestras miradas se perdían
envueltas en un manto de amor.
Que nuestros cuerpos se fundían
apaciguando nuestro dolor…

Que nuestros labios se buscaban
y probaban tan divino manjar.
Nuestras lenguas se entrelazaban
en nuestro interminable besar…

Era, un paraíso que hacía vibrar.
Eran placeres desmesurados y constantes.
Era, lo que me había hecho enamorar
del más preciado de todos los diamantes.

Sentí la vida al tenerla entre mis brazos.
Que el amor, se deshizo de los agravios.
Sentí pasiones al fundirnos en abrazos.
Sentí la gloria al besar esos sus labios.

Su cuello a besarla me invitaba.
Su cuerpo me decía que era mía
Sus labios me decían que me amaba
Su cama con mi amada compartía…

Soñé que al despertar seguía a mi lado.
Su bella sonrisa y su mirada estremecía…
Yo nunca había querido y había amado,
como la quiero y como la amo desde aquel día…

Európides

4 comentarios:

  1. Soñar es el más preciado tesoro del que disponemos porque nadie nos puede privar de el.

    ResponderEliminar
  2. Hola Nell.

    Soñar, nos abre las puertas a otra vida y nos transporta a lugares y a experiencias llenas de encanto.

    Y como dices, nadie nos puede privar de soñar con lo que queramos y cuando soñamos despiertos, esos sueños, son aún mucho más maravillosos...

    Besos.

    ResponderEliminar
  3. Un poema con tonos profundos. Una verdad insoslayable dicha con canto de luces. La vida y los sueños de amor... esos sí que son eternos, y se reanudan una y otra vez, porque somos sus hacedores imparables. ¡Magnífico!
    Un abrazo desde Buenos Aires

    ResponderEliminar
  4. Hola Susana.

    Los sueños y el amor están totalmente unidos a través de nuestros pensamientos. El llegar más cerca o más lejos en esos sueños, depende en gran parte de lo que realmente se siente por esa persona con quien se sueña.

    Que perduren siempre y que la esperanza de alcanzar y hacer realidad esos sueños, les pueda llegar a quienes Han sentido y vivido esos sueños.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar

Dímelo aquí