lunes, 23 de abril de 2012

Ojalá pudiera...



Ojalá un día por ti lloviera...
Que cayeran pétalos de rosas
y con la fuerza de los ríos,
se confundan con el mar…

Ojalá un día por ti nevara...
Que cayera brillante oro
y esas lejanas montañas,
doradas pudieran quedar...

Ojalá un día por ti granizara...
Que cayeran mil diamantes
y a esos árboles brillantes,
siempre los puedas admirar…

Ojalá que todo eso pasara...
Que se iluminaran tus días
y que al ver tanta belleza,
tu cara se pudiera alegrar…

Ojalá un día por ti estuviera...
Que de regresar a la vida,
con todo mi amor te abrazaría
y tus labios volvería a besar…

Európides

8 comentarios:

  1. Con poemas así pocas no caerán rendidas a tus pies, jajaja. Muy bonito, lastima que no ande yo muy romántico últimamente.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Carlos. Más quisiera yo, jajaja. Me alegro de que te guste. El romanticismo no está reñido con nada, así que es bueno que te animes a retomarlo, es algo así como la reconquista. :)

      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Por cierto la foto de cabecera es demasiado grande, o al menos así me sale a mi en el Chrome.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, a mi con mozilla me sale grande también. Un día de estos la ajustaré. Ya veré como lo hago... Gracias Carlos.

      Eliminar
  3. Muy bello poema de amor.
    Si mi chico me dijera algo así yo le pediría a la vida poder envejecer junto a el.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nell.

      Muchas gracias. Dile a tu chico que me lea y si quiere que se lo aprenda, que puede entrar por aquí siempre que quiera. :)

      Muy bonita también la frase que has puesto, que si se entera él, seguro que te diría muchas cosas bonitas...

      Besos

      Eliminar
    2. Me halaga que te guste. Mi teoría es que no se puede prometer amor eterno simplemente plasmando la firma sobre un pliego ante el Registro Civil. Prefiero mostrar mi deseo de envejecer junto a mi amor, día a día, sin contrato de por medio.

      Eliminar
  4. Claro que sí Nell, una cosa es la firma de un papel que representa una situación legal y otra bien diferente son los sentimientos. De hecho, hay muchas personas que por la firma de esos documentos, se encuentran atadas y con muchos intereses creados en bienes, familia e hijos, y son incapaces de romper ese nexo, por lo que viven una vida que no desean, pero que no ven salida y terminan resignándose hasta el final de sus días.

    Todo lo que no lleve una carga extra de amor y cariño, hace que la felicidad sea interrumpida. Y ocurre que es algo que no se puede saber, porque lo que en el presente es amor, quizás en el futuro ya no exista o tamibén que sea más fuerte y duradero.

    Besos. :)

    ResponderEliminar

Dímelo aquí