viernes, 6 de abril de 2012

Fragancia de amor



El sueño se acaba…
El sueño se apaga…
Se pierden las hadas.
Se acaba y se acaba…

Se inundan los ojos
de lágrimas vivas.
Se pierde mi antojo.
Se marcha mi vida.

Se va la fragancia
  y la inmensa pasión.
Tu fina elegancia,
fue mi perdición.

Ese embrujo de tu piel
que a mi cuerpo, agitaba,
pidiendo toda su miel
por ese amor que te daba…

Esa danza de tus manos
en mi cuerpo aún desnudo.
Esa lengua que no en vano,
nos dejaba casi mudos…

Que grababa en cada poro,
mi nombre y el tuyo amor,
con letras de puro oro,
a fuego, sin apenas dolor…

Recobra el ansia de amarme,
de quererme, de excitarme,
Vuelve de nuevo a incitarme,
a seducirme, a abrazarme…

Y siente…
Siente tu vida…
Tu vida enamorada.
Tu vida sentida.

Tu vida junto a la mía,
unida, compartida,
con ese amor impaciente...

Siente para darme…
Para darme lo que anidas
y lo que anida tu mirada.
Tu mirada de amor, vida mía.
Tu mirada viva y ardiente...
 
Vuelve…
Vuelve otra vez a amarme.
Devuelve a mi alma la alegría.
Te la doy entera, sin derroches.
Ten  para ti todas mis noches…
Ten para ti todos mis días…

Európides

2 comentarios:

  1. Muy romántico el poema y bonita y suave la música del blog

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Chary. Llevaba tiempo con ganas de poner algo de música, pero tenía que ser algo muy suave para que no interrumpa a la lectura. Ya sabes que hay a quien es posible que no le guste entrar en un sitio y que la música no te deje ni leer, pero si es calmada y serena, incluso acompaña bien a la hora de leer un poema o algún cuento.
    Besos. :)

    ResponderEliminar

Dímelo aquí