lunes, 11 de junio de 2012

Abandono



Eras diamante y piedra preciosa
que en un cofre con amor guardaba.
Eras como la estrella más luminosa.
Eras quien aún sin tener, ya amaba.

Eres agua fresca de la fuente,
Eres dulce brisa que acaricia.
Eres quien cautiva a mi mente
Eres la sustancia que me envicia.

Eres bella, bella como una rosa,
que con su olor deja atrapado.
O como aquella fruta apetitosa,
la más sabrosa que se ha hallado.

¿A dónde te has ido mujer hermosa?
¿Por qué no estás ya a mi lado?
Quiero oír de tus labios una cosa.
 Dime por qué me has dejado.

Európides

6 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Hola Josue, muchas gracias, me alegro de que te guste. Un abrazo. :)

      Eliminar
  2. Hola!!! Soy anna del blog romance y me encanta lo que escribes. Tienes una prosa muy bella. Me quedo y te sigo
    Un beso y espero verte a menudo por mi blog

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Anna, un placer saludarte y muchas gracias por lo que dices. Me alegra mucho de que te guste lo que escribo.

      No dudes de que pasaré por tu espacio. :)

      Besos.

      Eliminar

Dímelo aquí