sábado, 7 de julio de 2012

Todo para nada



¿Para qué vivir…?
Si no vives ni estás conmigo…

¿Para qué seguir…?
Si en la vida sin ti no sigo…

¿Para qué llorar…?
Si llorando, no lloro contigo…

¿Para qué reír…?
Si no río ni ríes conmigo…

¿Para qué estar…?
Si estando no estoy contigo…

¿Para qué esperar…?
Si no espero calor ni abrigo
y nunca nada te pude dar.
Solo fui por siempre tu amigo...

Európides

8 comentarios:

  1. 'Todo para nada'

    Me he detenido un tiempo en pensar qué más puede llegar a encerrar estas palabras. En buscar otras con las que responder. Han debido de abandonarme las musas porque hoy solo acuden a mi mente las palabras tristes de alguien cuya retina no deja de enmudecerse.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nell, depende de quien las lea y en qué moemnto, se puede creer o pensar. Efectivamente detrás del personaje de esta poesía, hay alguien afligido o que sufre, pero en este caso y en la mayoría de lo que escribo, relato el sentir de alguien que no tiene ya lo que tenía, como le puede ocurrir a muchas personas.

      ¿Quien a veces no ha querido desaparecer o ha sufrido por amor o simplemente se ha sentido mal con su pareja o con la persona que ama o que está enamorado. o quien no se ha sentido correspondido o se siente ignorado en cierto momento...? En esta poesía, es fácil que nos podamos sentir ciertamente identificados la mayoría, porque todos tenemos sentimientos y en pocas preguntas se describe gran parte de lo podemos llegar a vivir o hemos vivido.
      Besos.

      Eliminar
  2. Solo fui por siempre tu amigo...
    Si se llega a tener un amigo sincero y verdadero, y además por siempre... que más podemos pedir.
    Claro que el problema está en que se espere algo más íntimo, en ese caso tus palabras van justas a ese corazón que en cualquier momento, ha pasado por ese gran sufrimiento, de no ser correspondido, o cualquiera otra razón, por que el amor es hermoso pero doloroso.
    Muy profundas tus palabras.
    Un arazo.
    Ambar.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Ambar. Tienes toda la razón, porque de la amistad al amor, hay solo un pequeño paso. Y hasta me atrevería a decir que la amistad entre un hombre y una mujer, al final suele acabar en algo más que una simple amistad.

      En esta ocasión la historia parte de dos enamorados que ven que su relación es imposible, por lo que llegan a conclusiones desesperadas que les hace sufrir a ambos, porque efectivamente todo lo que toca al corazón, suele convertirse en sufrimiento si no se es correspondido.

      Un abrazo.

      Eliminar
  3. Triste poema... Pero yo según iba leyendo pensaba en positivo... Hay mil personas a las que se les puede DAE todas esas cosas.. Y mas vale una buena amistad que no un amor imposible muackkkk

    ResponderEliminar
  4. Hola Marta. Es triste sí, pero es que en la vida de las personas, situaciones parecidas se dan mucho y estamos hartos de verlos en amigos, familiares o lo hemos sufrido nosotros mismos en alguna ocasión.

    Visto en positivo, siempre queda la opción de conservar como bien dices una parte, como es la amistad y desechar la otra, la del amor. Pero claro, no imagino a alguien que quiere más que de amigo y que sse resigne a esa simple o gran amistad, pero al menos sí, tendría siempre a la otra persona cerca.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Efectivamente, según quien lo lea te puedes ver reflejado. Yo me siento reflejada en parte.

    ResponderEliminar
  6. Hola Chary.

    Lo bueno siempre es ver la parte buena y olvidarse de las razones que nos hacen a veces tener una situación que no nos gusta o que nos ata o que nos impone condicionantes en nuestra vida. Todos pasamos antes o después en alguna ocasión por situaciones adversas y por otras que siempre nos agrada recordar. Es la vida... :)

    Besos.

    ResponderEliminar

Dímelo aquí