martes, 25 de septiembre de 2012

Ya no queda nada




Ahora recuerdo…
Ahora me acuerdo y recuerdo,
que ya no hay nada…

No hay nada de aquel pilar.
De ese pilar que creamos
y que de amor llenamos,
que hacía hasta suspirar…

Ahora veo, y veo,
que ya no nos queda nada…
Solo un enfermo amor,
un amor que sin deseo,
solo regala dolor
y una vida trastornada…

No sé qué nos pudo pasar…
Hasta nuestras vidas dimos…
Y al entregar nuestros corazones
que puros y limpios pusimos,
daban más de mil y una razones,
mil y una razones para amar.

Todo lo quisimos dar
y de casi todo tuvimos.
Recuerdo aquel cantar,
recuerdo cómo vivimos
recuerdo nuestras canciones
y también el bienestar…

Tú, ya no eres quien me amaba.
Ni yo, la misma que te quería,
ni aquella que te cantaba…
Ahora ya no queda nada, nada…

Nada, nada queda de lo que había.
Y hay momentos que por dejarlo,
resignada en acabar y terminarlo,
hasta mi propia vida cambiaría.

Pero no puedo, me falta valor.
Mucho sin un pilar construimos.
Ahora he de vivir mi gran error,
maldiciendo ese día en que nos vimos

Európides



Hay muchas personas atrapadas en relaciones que empezaron con mucha ilusión y deseo, pero que de esa ilusión y ese deseo, por desgracia, ya no queda nada.

No ven solución y no saben qué hacer. Solo dejan que pase el tiempo esperando que se pueda arreglar, que ambos puedan cambiar, pero lamentablemente, casi nunca llega y viven el día a día de una vida que no desean ni quieren vivir…

A ellas, a estas personas, este pequeño homenaje y la solución a la situación que viven, tal vez la dé, quien sabe, a lo mejor en otro poema…

10 comentarios:

  1. Exacto!!!! y la vida solo se vive una vez y si toca un cambio, por difícil que sea, por esfuerzo que requiera hay que hacerlo. Tenemos el deber de ser felizes. Dixit!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Pandora.

      Solo se vive una vez, es cierto. Y la vida se debe de aprovechar para intentar ser felices, porque esas mismas personas con otros rumbos, es muy probable que sean mucho más felices porque en esa relación, no lo son...

      Saludos.

      Eliminar
  2. El amor dura entre 3-5 años. Después toca convivir con un buen amigo (a veces tu mejor amigo). Si te es leal y tú le eres leal, la confianza hará que dure.
    Y no hay más.

    Un saludo Poémides.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Macarronazo.

      Eso, antes o después siempre llega porque se pierde la magia del amor. Luego queda la lealtad que se tenga y la confianza mutua como bien dices, hay algo así como un cambio progresivo en la relación que es posible que vaya a buen puerto si no surgen desavenencias, discusiones y demás, pero si son soportables y se saben manejar esas situaciones, lo más seguro es que esa pareja aguante. Y no es que vivan en un sueño o que sus vidas sean maravillosas, pero viven y con sus frutos, sus hijos y sus nietos, paran a una nueva etapa de la vida. A veces queriéndose y otras sin quererse.

      Saludos.

      Eliminar
  3. Nostálgicos versos, cargados de recuerdos inconsolables... cuando se ama de verdad y los motivos de la separación sean muchos... el recuerdo perdura para siempre. Basta intentarlo siempre.
    Besos, me encantó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nuria Lourdes.

      Si una relación está cargada de cariño y de amor, es muy probable que mientras eso dure, que la relación, aunque hayan pasado cosas, que se pueda retomar y arreglar, pero en ese caso es el orgullo el que coge fuerza y queda casi siempre por encima de todo lo demás.

      El no dar el brazo a torcer o el no pedir disculpas o perdón, es lo que hace que por mucho amor que exista, uno por el otro seguirán en sus trece y no habrá reconciliación.

      Luego todo se enfría y de ahí salen otros motivos que hacen que no se pueda dar marcha atrás y la ruptura pasa a ser un hecho.

      En las parejas, el orgullo es lo que más daño puede causar porque en la mayoría de los casos, su listón, está muy por encima del listón del amor. Así somos...

      Besos y me alegro mucho de que te haya encantado.

      Eliminar
  4. Muy emotivo, Poémides. Y una situación que en verdad sucede en muchas parejas. Yo soy de los que pienso que lo mejor en estos casos es pasar página, y comenzar de nuevo tras romper una relación que ya no conduce a nada, por muy doloroso que sea.

    ResponderEliminar
  5. Hola Francisco.

    Gracias, en parte sí es emotivo y curiosamente han habido muchas personas que se han visto en cierta forma reflejadas en este poema porque lo han llegado a vivir e incluso actualmente lo viven.

    Tal vez tengas razón y lo mejor cuando una relación falla una y otra vez es como querer alargar algo que ya no da más de sí y siempre pueden volver a rehacer su vida y encontrar a otra persona con la que sí lleguen a tener una relación más estable para toda la vida.

    Porque continuarla, es seguir hundiéndose en un abismo en el que se pierde hasta la propia estima y esas personas llegan a pensar que no valen nada, porque no valen nada para la persona que tienen actualmente a su lado.

    Supongo que verías la frase que puse en Facebook en respuesta a este poema. Esta fue mi frase en respuesta...

    "No porque a alguien no le importó una flor, deja de ser bella y hermosa. Siempre habrá quien de verdad, la quiera para siempre…"
    (Poémides)

    Un abrazo y te deseo mucho éxito con tu nuevo libro. :)

    ResponderEliminar
  6. Como dice la canción.. se nos rompió el amor de tanto usarlo.. Es desolador cuando la pasión da paso a la indiferencia..
    Besoteeees!! ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Sgroya, me alegro verte de nuevo.

      Realmente sí que es desolador y a no ser que se intente cambiar por ambas partes, el resultado ya se sabe cual es, vidas vacías o de soportarse mutuamente en una relación que ya no desean.

      En fin, que unas veces se arreglan, otras aguantan estando mal y otras con la ruptura entran en una nueva etapa de donde unos mejoran su vida y otros se lamentan de su decisión. Todo depende...

      Besos. :)

      Eliminar

Dímelo aquí