jueves, 6 de septiembre de 2012

Amistad




¿Dónde estás amistad?
¿Dónde estás que te deseo?
Nunca sé si es de verdad
lo poco que de ti poseo.
Incluso te puedo buscar
y al buscarte, no te veo…

La amistad se puede ofrecer
con gestos y voluntad
a quien la pueda merecer.
Es cuestión de lealtad.

Siempre esperé más, mucho más
de quien mi amistad tuviera.
Que lo diera todo sin pensar.
Esa es la amistad verdadera.

A un amigo se le ha de ayudar
y se está cuando falta se le hace.
A un amigo se le debe apoyar,
hasta si no te apetece o te place.

Se debe estar ahí, a su lado,
siempre ahí, intentando compartir,
el triunfo o si se ha fracasado,
la pena, la alegría o el sufrir…

Un amigo nos debe ayudar
y estar cuando falta nos hace.
Un amigo nos debe apoyar
y estar ahí porque le place.


Amistad apreciada y querida.
Quiero encontrarte y no puedo.
Por un amigo se da la vida.
Amigos es ser más que  hermano,
pero al contarlos con la mano,
siempre me sobra algún dedo…


(A. S. Pérez)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Dímelo aquí